Climatizaciones Etxea, diseño, montaje,... de instalaciones y sistemas de calefacción, a.c.s., aire acondicionado
Ascensores Rekalde
By 8 enero, 2015 Leer más →

“El intrusismo profesional es más acusado en nuestro gremio, ya que no tenemos formación reglada obligatoria”

Angel-Martinez¿Cuáles son las prioridades actuales de esta Asociación?
Nuestra prioridad es siempre dar al asociado el servicio que precisa en cada momento, ayudándole a crecer como profesional y como empresa y mejorando su competitividad
A día de hoy, como consecuencia de la grave crisis que padecemos, creemos que es una necesidad de todos los gremios la lucha contra el intrusismo profesional, que es más acusado en nuestro gremio, ya que no tenemos una formación reglada que sea obligatoria para ejercer la profesión. Es por ello que consideramos imprescindible que se pongan en marcha, a la mayor brevedad posible, los certificados de profesionalidad y que sean necesarios para poder ejercer la profesión.
Por otra parte, no hay apenas control de aquellos que ejercen la actividad de forma ilegal, sin cumplir con los requisitos mínimos de cotización a la seguridad social, seguro de responsabilidad civil, pago de impuestos, etc. Como consecuencia de la competencia desleal de estos ‘piratas’, que apenas tienen gastos, los precios de mercado han caído en picado y las empresas ‘legales’ no podemos competir. Sería necesario que las administraciones se involucrasen en la lucha contra este tipo de trabajo sumergido, que tanto daño nos hace a todos.

¿Poseen cifras en cuanto a desaparición de empresas de su gremio en los últimos años?
Creo que no me equivocaría si dijese que ha desaparecido más del 50% de las empresas de pintura. En estos años tan duros, hemos visto desaparecer hasta empresas de cuarta generación.
Los gastos de estructura de cualquier empresa son hoy en día insostenibles con los precios de mercado que manejamos. El sector se está atomizando y se ha sustituido la anterior estructura empresarial, por autónomos independientes, con pocos gastos, que en caso de tener que acometer grandes trabajos se juntan de forma temporal.

¿Cómo están soportando la crisis las empresas de maestros pintores? ¿En qué medida han tenido que reconvertirse en la situación actual?
Como comentaba anteriormente, muchas empresas han desaparecido, ahogadas por los gastos de estructura y los impagos. Las que sobreviven han tenido que “adelgazar” su estructura y adaptarse a trabajar de forma diferente, ampliando sus mercados, su oferta y su flexibilidad

Con la obra de vivienda nueva prácticamente desaparecida, ¿es la rehabilitación y el mantenimiento la principal salida para las empresas?
Evidentemente. No hay obra nueva y en la poca que hay, los precios que se manejan son casi inasumibles. Por esta razón, numerosas empresas han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos y pasarse al sector de la rehabilitación y el mantenimiento, que es el único que hoy en día genera algo de trabajo
¿Han notado si los particulares recurren cada vez más a pintar ellos mismos sus viviendas en detrimento de los servicios de un profesional debido a la crisis?
No sólo eso, sino que también se retrasan cada vez más los trabajos de mantenimiento. Por otra parte y como comentaba antes, la competencia desleal de los ‘piratas’ ha hecho que los precios caigan y nos encontramos con la circunstancia que algunas empresas y autónomos trabajan a precios por debajo de coste, esperando a que la situación cambie y puedan remontar

¿Y con el aumento del IVA, han detectado si cada vez se realizan más trabajos en ‘dinero B’?
Es el pan nuestro de cada día. Muchas veces se criminaliza a los gremios y profesionales por la realización de trabajos sin IVA, como si nosotros fuésemos los responsables de esta economía sumergida. Sin embargo, hay que recordar que a los trabajos de pintura generalmente se les aplica un IVA reducido del 10 %, lo que no es tan gravoso como el IVA que soportan otras actividades económicas
Pero aún así, es el mercado y las administraciones públicas los responsables de esta situación. El viejo eslogan de ‘Hacienda somos Todos’ parece que no ha calado y mientras no se luche contra la economía sumergida, el cliente podrá seguir pidiendo que se ‘facture sin IVA’.

Ha mencionado el grave problema que supone el intrusismo profesional para su gremio.
Sí. Como ya hemos comentado antes, en nuestro gremio la situación es aún más grave, ya que no hay ningún requerimiento formativo para ejercer la profesión y aún no se han puesto en marcha los certificados de profesionalidad. Por tanto, cualquiera puede darse de alta en el IAE como pintor, aún careciendo de los mínimos conocimientos necesarios para ejercer la profesión de forma digna. Esto está teniendo como consecuencia el desprestigio de todo un gremio, ya que se nos mide a todos con el mismo rasero.
En otros países de nuestro entorno, para establecerse como pintor hace falta tener una formación reglada de 4 años de duración y depositar un aval que cubra cualquier posible contingencia. Si a esto unimos el problema de la piratería, de todas esas personas que están realizando trabajos de pintura sin darse de alta en la seguridad social, sin pagar a hacienda, sin tener seguro de responsabilidad civil…, la situación es realmente desalentadora.

Las asociaciones también vienen reclamando a la Administración Pública precaución con las adjudicaciones excesivamente a la baja provocadas por la crisis. ¿Les consta si se está dando esta situación en su gremio y qué consecuencias pueden tener a largo plazo?
Nosotros generalmente somos subcontratados por las empresas que ganan los concursos. Esas bajas temerarias de hasta el 50 y el 60% somos nosotros quienes las sufrimos. La Ley de Subcontratación se incumple de forma habitual y generalmente los contratistas tan solo cuentan con personal técnico en plantilla y no disponen de los medios mínimos necesarios para la ejecución de los trabajos, por lo que son las subcontratas las que realmente los llevan a cabo. Sin embargo los grandes contratistas no suelen reducir su margen de beneficio, sino que reducen costes exprimiendo a las subcontratas y en ocasiones, no pagando.
Creemos imprescindible que la administración tome cartas en el asunto, garantizando el cumplimiento de la Ley de Subcontratación y de los Convenios Colectivos Vigentes y velando porque los contratistas adjudicatarios de concursos públicos paguen a las subcontratas. Por volver a fijarnos otra vez en nuestro entorno, en numerosos países europeos no se paga al contratista hasta que no se verifica de forma fehaciente que ha pagado a todas las subcontratas

¿La morosidad o el retraso en el pago de facturas es otro de sus principales problemas?
Ha sido el motivo del cierre de numerosas empresas. Al ser los últimos que entramos en obra, somos también los últimos que cobramos y muchas veces ‘el dinero no llega’ o llega muy tarde. La ley de lucha contra la morosidad se incumple también y es frecuente el pago a 120, 150 e incluso a 180 y 240 días. En estas condiciones, somos los gremios los que estamos financiando de forma gratuita a los contratistas y en las circunstancias actuales, cada vez hay menos empresas que puedan soportar esta situación.

¿Y la falta de financiación? ¿Están notando si las entidades financieras comienzan a abrir el grifo?
En absoluto. El papel se acumula en los cajones y la falta de liquidez estrangula a los empresarios del sector.

Las empresas que han logrado sobrevivir a estos largos años de crisis, ¿son las mejor gestionadas y preparadas para encarar un futuro mejor?
Al principio de la crisis pensábamos que iba a ser así. Sin embargo nos hemos encontrado con que el mercado penaliza a las empresas mejor preparadas. Hoy en día no vale de nada tener certificados ISO, OHSAS, PREMIE…, lo único que cuenta es el precio y las empresas más preparadas tienen unos gastos de estructura difíciles de mantener con los actuales precios de mercado.

Dada la alta proporción de empresas desaparecidas, ¿estaría preparado el sector para absorber un aumento importante de carga de trabajo si se produce una hipotética reactivación económica?
Por supuesto que sí. Los profesionales siguen estando ahí, esperando a que la situación económica cambie para poder volver a trabajar en unas condiciones dignas. Nuestro gremio está lleno de emprendedores dispuestos a crear empresa, siempre y cuando el mercado esté dispuesto a tratar con dignidad y respeto a los empresarios. Sin embargo no tenemos esperanzas de que esto se produzca a corto plazo.

¿Cuál es el grado de formación de los actuales profesionales de su sector? ¿Es necesaria una formación continua?
Hay de todo. Tenemos grandísimos profesionales, auténticos Maestros Pintores pero también hay muchos trabajadores que entraron en el sector durante el boom de la construcción, con escasos conocimientos previos y que no han sabido aprovechar las ocasiones de formación para ampliar sus conocimientos, por lo que al desaparecer prácticamente la obra nueva, no han podido reciclarse en otros sectores de nuestra actividad, como la alta decoración o la restauración.
Desde la asociación hemos tratado de dar una formación continua a los trabajadores del sector, para cubrir estas carencias, pero la falta de ayudas y subvenciones nos hace imposible llevar a cabo esta labor tal y como quisiéramos. Por otra parte, hemos de recordar que no hay a fecha de hoy una formación reglada y nuestra asociación es uno de los pocos lugares donde se puede recibir formación en pintura.

Entonces, ¿existe una carencia en la formación que reciben los jóvenes?
¿Carencia? No hay formación! Esa es la carencia. A fecha de hoy la única manera de formarse es entrar a trabajar en un taller y aprender sobre la marcha. Sin embargo, los contratos de aprendizaje prácticamente no existen, ya que las condiciones que establecen hace que al empresario le resulte económicamente muy gravoso, por lo que se decanta hacia la contratación de profesionales ya formados.
Hace falta con urgencia una formación profesional reglada para el gremio de la pintura, que se adapte a las necesidades y demandas del mercado.

¿Cómo les afecta a los pintores la gestión de residuos? ¿Supone un encarecimiento de su actividad?
Es otro coste estructural más. La gestión de residuos es algo obligatorio por ley, como pagar las nóminas y los seguros sociales de los trabajadores, o el IVA, o cumplir con la ley de prevención de riesgos laborales. Sin embargo, como con todo, estamos observando que cada día se incumple más, debido al ejercicio pirata de la profesión y por tanto las empresas ‘legales’ no pueden soportar los costes de las obligaciones legales que tienen cuando hay muchos que se las saltan alegremente, y al no tener esos costes, pueden reducir los precios hasta su mínima expresión.

La verdad es que no muy esperanzador. Parecemos dejados de la mano de la administración. No se nos conceden ayudas ni subvenciones, porque no estamos dentro del sector industrial ni exportamos. No se pone en marcha la formación prevista en lo certificados de profesionalidad. No se lucha contra la piratería ni contra el intrusismo profesional. Nuestra única esperanza es que la rehabilitación reactive el sector, pero para ello, la administración debe involucrarse activamente, promoviéndola, subvencionándola, haciendo cumplir la normativa relativa a la inspección técnica de edificios…

Be Sociable, Share!

¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Comentarios cerrados.



IGR,SA. Gestión de residuos, amianto, fibrocementos, uralita.
boletín noticias construcción
Recibe nuestras noticias
Suscríbete GRATIS