Climatizaciones Etxea, diseño, montaje,... de instalaciones y sistemas de calefacción, a.c.s., aire acondicionado
Ascensores Rekalde
By 7 octubre, 2013 Leer más →

“La obra es un centro de trabajo en permanente cambio, donde la prevención se traduce en vigilancia”

¿Cómo está afrontando la Fundación Laboral de la Construcción estos años de crisis?

Como todos, con mucho esfuerzo. La financiación de nuestra entidad se nutre a través de dos vías principales: aportaciones de las Administraciones públicas y las cuotas que por convenio abonan las empresas; estas últimas se calculan en función del número de trabajadores. Ambas, son variables que se han visto reducidas enormemente. Una consecuencia de todo ello ha sido la necesidad de redimensionar nuestra estructura.

¿Se ha producido un descenso de su actividad o todo lo contrario?

No. La actividad de la Fundación ha tenido que adaptarse y buscar nuevas vías para mantener las actividades que desarrollamos y continuar con sus objetivos fundacionales. Un ejemplo es el sistema de bonificaciones para que las empresas puedan financiarse la formación de sus trabajadores, de cuya gestión nos encargamos y que supone muchísima carga de trabajo por la complejidad de la documentación, el seguimiento con la empresa, etc. Este sistema ha venido a paliar de algún modo la reducción de subvenciones para la formación.

Por otra parte, la atención al colectivo de trabajadores en situación de desempleo ocupa en la actualidad un lugar muy importante en nuestra actividad. Son servicios que hace cuatro años eran prácticamente inexistentes.

La Fundación es una entidad paritaria formada por patronal y sindicatos del sector de la construcción. ¿Cuál es el secreto del éxito de esta fórmula?

El éxito del modelo paritario consiste en la toma de conciencia por parte de las organizaciones de que tienen problemas y necesidades sectoriales comunes, que a su vez exigen soluciones conjuntas. La escasa cualificación de los trabajadores o la siniestralidad laboral son problemas que comparten tanto las patronales  como los sindicatos.

Por otra parte, el trabajo conjunto de las organizaciones miembros de la Fundación (CNC, FECOMA-CCOO y MCA-UGT), favorece enormemente la negociación en los asuntos en los que puedan tener posturas encontradas. No es una casualidad, que el sector de la construcción disponga de convenios colectivos provinciales actualizados en Álava y Bizkaia, y también a nivel estatal.

¿Están notando una mayor afluencia de trabajadores que buscan mejorar su formación para competir en el cada vez más duro mercado laboral del sector de la construcción?

Sobre todo acuden a la Fundación trabajadores en situación de desempleo solicitando la formación en prevención de riesgos laborales que marca el convenio. Actualmente no disponemos de subvenciones para esta formación, sino que la hacemos para el trabajador cuando está de alta en la empresa. Ésta a su vez puede financiar el importe de la formación a través del sistema de bonificaciones. Existen otros cursos para este colectivo, pero mucho más reducidos que en años anteriores por el recorte de las subvenciones.

¿Qué cursos son los que tienen una mayor demanda?

Depende del solicitante. El trabajador en desempleo, todos los relacionados con la formación obligatoria en prevención de riesgos laborales del convenio. El trabajador en activo, sobre todo cursos dirigidos a la obtención de carnés oficiales y otra  maquinaria. Y las empresas, los temas relacionados con exigencias legales (prevención de riesgos, primeros auxilios, gestión de residuos de construcción y demolición), o con temas que de alguna forma tienen relación con la rentabilidad de la empresa (responsabilidades en construcción, actualización de sus mandos, etc.). Cada vez más nos solicitan programas a medida de sus necesidades; muy concretos para su personal.

Además con mucha demanda estaría el bloque de acciones formativas relacionadas con oficina técnica, dirigidos a arquitectos, ingenieros etc., que van  desde certificación energética de edificios, hasta Revit, pasando por levantamiento y replanteos con GPS topográfico.

¿Se ha convertido la Tarjeta Profesional de la Construcción en una herramienta de referencia para el sector?

Los años de obligatoriedad ciertamente ayudaron a implantar la Tarjeta, que si bien no es obligatoria por Ley, la impone el propio sector, exigiéndola las contratistas principales a sus subcontratistas, y éstas a su vez al trabajador. La empresa sabe que detrás de la Tarjeta hay una formación acreditada por nosotros. En la que se comprueba toda la documentación. Esto soluciona la situación anterior, en la que las subcontratas aportaban diplomas para justificar la formación, los cuales había que verificar, y muchas veces sin tener la seguridad de contenidos, etc.

El sistema para validar la formación en materia de prevención de riesgos laborales que recoge la Tarjeta está funcionando. Las entidades que imparten esta formación, tienen  que comunicar los cursos a la Fundación y están sujetas a un procedimiento. Por su parte, los trabajadores encuentran en la Tarjeta la posibilidad de tener un curriculum, ya que, además de la formación en prevención, se recoge la categoría profesional y toda la formación que haya realizado o vaya realizando, en cualquier área. Todo ello lo puede visualizar o imprimir cuando lo necesite.

A no muy largo plazo, esperamos también que la Administración compruebe el valor de este instrumento para diversas aplicaciones, como son: la acreditación de la formación ante el Registro de Entidades Acreditadas (eliminando el papel que supone la entrega de diplomas, o el tiempo de comprobación de los mismos), o como el registro de formación en los procesos de certificación de competencias profesionales por vías no formales, etc.

¿Cuál está siendo su grado de aceptación?

Las cifras hablan también por sí mismas; en este momento tenemos más de 18.000 Tarjetas expedidas en Euskadi, y otras 1.200 aproximadamente en proceso. Estos datos sin contar con las Tarjetas expedidas desde la Fundación del Metal, Ferralla, Vidrio o Madera.

Parece claro que el índice de incidencia de la siniestralidad laboral en el sector ha descendido en los últimos años. ¿Tiene esto algo que ver con motivo de la menor productividad del sector?

El concepto “incidencia” relaciona el número de accidentes con el volumen de trabajadores. Es decir, lo que se está produciendo es un descenso real de la siniestralidad. Lo que prueba la eficacia de todas las actuaciones que estamos realizando. Otra cosa, es que las cifras siguen siendo inaceptables para una sociedad moderna en el siglo XXI.

La siniestralidad cero, ¿es una utopía?

Usted, hace tres años, ¿se imaginaba un banquete en el que no se pudiera fumar? Siniestralidad cero no lo sé, porque nadie estamos libres de torcernos un tobillo; pero sí creo en el día en el que los trabajadores tengamos garantizada el 100% de seguridad y salud laboral.

¿Cómo están funcionando las visitas de obra que efectúan desde la Fundación?

Hemos tenido que disminuir tremendamente esta actividad pero vamos a hacer lo posible para que podamos mantener las visitas. En la obra, centro de trabajo en permanente cambio, la prevención se traduce en vigilancia; casi todo lo demás es papel. En Álava y Bizkaia, las patronales ASCOBI y UNECA, y los sindicatos MCA-UGT Euskadi y FECOMA-CCOO Euskadi, llevan realizando esta labor desde 2003, pero con una gran intensidad desde 2007 por el acuerdo alcanzado en la negociación colectiva provincial.

¿Cuales son los problemas más habituales detectados en estas visitas?

Se suelen detectar problemas a nivel de obras en comunidades de vecinos. Algunas a la vista pero muchas en patios interiores. Andamios y cubiertas son también elementos complicados. El objetivo es corregir y asesorar, pero en ocasiones, por la gravedad de la situación, no ha quedado más remedio que denunciar ante la Inspección de Trabajo.

Toda la información recogida se informatiza y se gestiona para lanzar campañas acordes a la realidad de la obra. En este sentido, nos preocupa  la puesta en marcha por parte de la Administración del Plan Renove de Rehabilitación de Inmuebles.

¿En este sentido, son conscientes las comunidades de vecinos de sus responsabilidades?

Creo que sería conveniente preparar un plan específico de control sistemático del cumplimiento de prevención de riesgos que abarque visitas pero también la información en detalle a los integrantes de la comunidad de vecinos. Por la responsabilidad que adquieren en esta materia al convertirse en promotores.

En general, por desconocimiento, las comunidades dejan la gestión de la prevención de riesgos laborales de la obra que acometen en manos de la contratista. En Fundación hemos diseñado unas sesiones informativas-formativas dirigidas a administradores de fincas y vecinos en torno a este problema, con el objetivo de ofrecerles instrumentos sencillos para garantizar la seguridad de trabajadores, vecinos y viandantes durante el transcurso de la obra de su inmueble.  Por supuesto podemos programar una visita a su obra si nos lo solicitan.

¿Qué valoración hace de la Ley de Subcontratación de 2007? ¿Ha contribuido a mejorar la prevención en la obra?

Sin duda, cualquier medida cuyo objetivo sea ordenar, cualitativa y cuantitativamente, las empresas que participan en una actividad tan compleja como es la ejecución de una obra de construcción, es positiva y redunda en la seguridad de la obra.  Se trata de volver al concepto de  la subcontratación como la especialización, y evitar cadenas de subcontrataciones que no aportan valor a la obra y van minorando el presupuesto para la ejecución real.

La Ley de Subcontratación marcó un antes y un después en lo relativo a la formación de los trabajadores en materia de prevención de riesgos laborales y su acreditación. A partir de entonces, los diferentes convenios asociados a la obra de construcción diseñan una formación que sigue una estructura común, y aparece la TPC. La formación en prevención de riesgos está ya diseñada para casi todos los perfiles de la empresa y   sólo cabría matizarla en los casos de obras muy específicos y para equipos y maquinaria concreta. Esto ha supuesto un gran avance en un factor decisivo para la prevención, como es la formación del trabajador.

Be Sociable, Share!

¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Comentarios cerrados.



IGR,SA. Gestión de residuos, amianto, fibrocementos, uralita.
boletín noticias construcción
Recibe nuestras noticias
Suscríbete GRATIS