Climatizaciones Etxea, diseño, montaje,... de instalaciones y sistemas de calefacción, a.c.s., aire acondicionado
Ascensores Rekalde
By 6 marzo, 2013 Leer más →

“El desconocimiento de los costes reales está llevando a que los precios que se ofertan sean imposibles de mantener”

Cómo está afectando la crisis a las empresas del gremio? ¿Está provocando la desaparición de muchas de ellas?
No estoy descubriendo nada a nadie si afirmo que la situación es delicadísima. El sector se ha reducido en un 30% desde el principio de la crisis, en el año 2008, tanto en número de empresas como en trabajadores. Han desaparecido empresas de nueva creación al poco de tiempo de empezar, pero también están desapareciendo empresas clásicas de nuestra provincia. Esta crisis está afectando a todo el mundo.

¿Se ven perjudicadas especialmente por el descenso de la obra pública, o es la práctica desaparición de la obra privada la que más directamente les afecta?
Aunque la obra pública también afecta a un número más reducido de empresas, es el desplome total de la construcción lo que explica lo que he comentado anteriormente. Prácticamente no hay obra nueva, que es lo que tradicionalmente daba trabajo a la mayoría de nuestras empresas. Incluso las empresas industriales, clientes nuestros también, están apretándose el cinturón con respecto a nuestro sector.

En cuanto a la obra pública, ¿les consta si se están produciendo adjudicaciones excesivamente a la baja debido a la crisis?
Las adjudicaciones excesivas a la baja se están produciendo, y éste es un asunto peligroso, pero se están produciendo no sólo en este sector público, sino en todos, público y privado. La desesperación por querer llevarse trabajos a toda costa, el desconocimiento o el descontrol en la planificación de los costes reales está llevando a que los precios que se ofertan sean, en algunos casos imposibles de mantener, si se tiene en cuenta el factor de la rentabilidad.

Muchos empresarios nos comentan que hay obras que se están haciendo a precios “imposibles”, lo que provoca que al final las empresas que lo hacen acaben cerrando,  obligando a los demás a bajar hasta que no pueden más. La pena es que al cliente, la mayoría de las veces, solo le interesa el precio final del presupuesto, y no valora la calidad o el servicio que se le pueda dar, y luego pasa lo que pasa.

¿Es la morosidad o el pago de facturas con mucho retraso otro de los principales problemas de las empresas?
Desgraciadamente sí. Se sigue incumpliendo la ley de pagos, lo que conlleva problemas de liquidez en las empresas, y no solo se producen retrasos, sino impagos parciales y totales.

También la falta de crédito por parte de las entidades financieras será otra de las grandes preocupaciones de los empresarios del sector.
Por supuesto, antes las entidades bancarias te daban todas las facilidades, ahora todo lo contrario, y hasta que no se produzca una apertura del crédito tanto a las personas como a las pymes la salida a la crisis será todavía bastante más complicada.

Hay gremios que se quejan del intrusismo profesional de empresas no cualificadas e incluso ilegales. ¿Es también el caso en instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones?
Efectivamente, nuestro problema es análogo al que plantean otros gremios. Hay multitud de empresas que ejercen su profesión sin estar dadas de alta en el registro de empresas habilitadas por la oficina de Industria de Bizkaia, por tanto se desconoce si cuentan con la cualificación suficiente o con el seguro obligatorio de responsabilidad civil.
Como dice un colega, para la Administración, lo que no está en sus registros, no existe, y dice que no cuenta con las armas que les permita actuar de oficio contra estas empresas, sólo pueden actuar con las empresas que están dentro de sus registros, o sea, con las legales.
Lo peor, es que esas empresas intrusas o irregulares necesitan de las legales para firmar la documentación de puesta en servicio de las instalaciones en la oficina territorial de industria. Lo hacen para sacarse un dinero sin esfuerzo, pero no se quieren dar cuenta de que están alimentando la competencia desleal que hace que las empresas legales cada vez estén peor, incluida la suya.

¿Cómo puede afectar al cliente final una instalación que no cumpla con las mínimas garantías de calidad?
El cliente final es el más perjudicado, porque esta pagando por una instalación realizada por una empresa no habilitada para ello, con las posibles deficiencias que puedan conllevar, que puede no tener la titulación o cualificación necesaria o no disponer de seguro. Y cuidado con esto, porque si se contrata a una empresa que carezca de seguro de responsabilidad civil, es el cliente (persona, empresa o comunidad de propietarios) el responsable final del posible siniestro que pueda ocurrir. En la Asociación conocemos casos reales sobre esto.

También hay gremios en los que se pone en duda el relevo generacional de profesionales. ¿Ocurre lo mismo en su sector, se interesan los jóvenes por esta profesión como una buena salida laboral?
Sí. Está entrando gente joven, algo muy necesario en el sector. Aunque en muchos casos, y debido a la crisis, se están viendo obligados a entrar en el sector solos y necesiten una mayor experiencia y conocimiento en gestión empresarial. Desde la Asociación procuramos apoyarles en lo posible.

¿Cuál es el nivel de formación de los trabajadores del sector de instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones? ¿Exige un reciclaje continuo?
En cuanto a formación teórica el nivel es razonablemente bueno, que por supuesto, necesita del continuo reciclaje en nuevas tecnologías, materiales, etc. Por otro lado observamos que nuestro sector ha dejado de lado varios aspectos importantes. Uno de ellos puede ser el comercial, ya que dada la situación actual el trabajo no va solo las empresas, hay que salir a buscarlo, y esto es algo a lo que no estaban acostumbradas las empresas de nuestro gremio.
Por otro lado, aunque existen muchas empresas perfectamente gestionadas, también debe mejorarse en este aspecto. Se tiene que pasar de ser únicamente instalador a ser empresario instalador.

¿Qué futuro cree que le espera al gremio? ¿Cuáles son las perspectivas para este año?
Para este 2013 el futuro no es muy halagüeño. Será un año lleno de incertidumbres, aunque esperamos que mejore para la última parte del año, no sé si más por deseos que porque tengamos razones objetivas para pensarlo.
Esta época de crisis va a obligar a las empresas y autónomos a gestionarse mejor, pero que quede claro que esto no significa tener un master empresarial en una escuela de negocios, sino que significa gestionar mejor las compras, controlar los costes, presupuestos, conocimiento de las diferentes legislaciones, etc.

¿Reciben algún tipo de ayudas desde la Administración?
La Administración parece que sólo tiene ayudas para las empresas exportadoras, dejando un poco de lado a sectores como el nuestro. Tenemos siempre buenas palabras, pero en general no nos vemos muy respaldados en nuestras peticiones de planes para el sector, lucha contra la morosidad, cumplimientos de la ley de pagos, subcontratación, etc.

Be Sociable, Share!

¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Comentarios cerrados.



IGR,SA. Gestión de residuos, amianto, fibrocementos, uralita.
boletín noticias construcción
Recibe nuestras noticias
Suscríbete GRATIS