Climatizaciones Etxea, diseño, montaje,... de instalaciones y sistemas de calefacción, a.c.s., aire acondicionado
Ascensores Rekalde
By 9 diciembre, 2012 Leer más →

“Desde que empezó la crisis, nuestro sector ha perdido cerca de 60 empresas y 1.200 trabajadores”

¿Cómo está afectando el descenso de la obra pública a su sector?

Muy negativamente. La obra de los ayuntamientos es prácticamente inexistente y la del resto de administraciones públicas es considerablemente menor que en tiempos pasados. Por no hablar de los precios de adjudicación actuales que, como mucho, te permiten mantener el tipo.

¿Se están produciendo adjudicaciones excesivamente a la baja en obra pública debido a la crisis?

Sí, y es una situación muy alarmante. Por ejemplo, se ha anunciado que el año que viene saldrá a concurso el derribo del viaducto de Sabino Arana y se anticipa que es buen momento porque las constructoras están bajando mucho los precios, y lo que iba a costar ocho millones de euros, parece que con cuatro igual también se hace. Lo que no puede ser es que se estén dando rebajas de hasta el 50%. Alguien está equivocado, o la Administración o los licitadores, o los dos. Puede parecer que se ahorra dinero, pero si las empresas no obtienen beneficios, no pueden reinvertir en maquinaria, ésta no se renueva y termina estropeándose y envejeciendo. Al final las empresas tienen que acabar cerrando y Hacienda deja de cobrar por esa parte. Es la pescadilla que se muerde la cola. Hay alguna obra que ha llegado a quedarse desierta, tan bajo era el precio de licitación. Parece que algún ente público quiere que las empresas trabajen gratis.

Si la obra pública ha descendido, ¿podemos decir que la privada ha desaparecido prácticamente?

Totalmente. Sólo alguna promotora está haciendo alguna vivienda, pero en comparación con lo que se hacía antes, es insignificante. Además, en edificación, el porcentaje para las empresas de excavación es menor.

¿Está la crisis motivando la desaparición de muchas empresas dedicadas a la excavación?

Desde el comienzo de la crisis a finales de 2007-principios de 2008, el sector de excavación y movimiento de tierras ha experimentado una disminución de cerca de 60 empresas de las cuales unas 22 son autónomos con su propia maquinaria. La pérdida de empleo en este periodo, si sumamos estas desapariciones y la disminución de empleados de las empresas que aún permanecen en activo, sería de unos 1.200 trabajadores. No nos queda más remedio que adecuar las empresas al volumen de obra que hay, y eso implica la reducción de plantilla y de los gastos en general.

¿Qué impacto está teniendo entre las empresas la morosidad o el pago diferido de facturas?

No se está cumpliendo la normativa sobre pagos de obra pública. Aunque en Bizkaia la Administración paga normalmente de manera puntual, acaban produciéndose desfases en los pagos que los contratistas tienen que hacer a las subcontratas. No obstante, la situación está cambiando y están aumentando las exigencias por parte de la Administración de que se cumplan los pagos. No puede ser que haya empresas estatales que paguen a 180 días a sus subcontratistas, cuando ellos están cobrando a 60 días de la Administración.

¿Qué más le reclaman a la Administración Pública?

También le reclamamos que se cumpla la normativa que establece que no se puede subcontratar más del 60% de una obra. Los que tenemos la maquinaria y la mano de obra somos las empresas de excavación, por lo que si una constructora se quiere presentar a una licitación, tendrá que ir en UTE con un excavador. Es lo lógico, no como cuando se da una obra que básicamente es de movimiento de tierras a una empresa que no tiene ni una excavadora.

Y respecto a la financiación, ¿sigue cerrado el grifo?

Absolutamente. Los bancos no quieren saber nada de financiar una obra, y el empresario que consigue financiación es avalando con sus bienes personales, lo que deja totalmente maniatadas a las empresas. No puedes renovar ni reparar la maquinaria, así que lo que hacen muchos es, como tienen un parque que está parado porque no hay obra, dejar aparcada sin reparar la máquina que se estropea y emplear otra que estaba parada. Y así vamos tirando.

¿Han detectado algún tipo de intrusismo profesional en el gremios de los excavadores?

No. Sí que vienen empresas de otras provincias, sobre todo de Cantabria y Gipuzkoa, lo mismo que van empresas desde Bizkaia allí. Pero básicamente, la obra en Bizkaia se ejecuta con excavadores vizcaínos.

¿Cuáles son las perspectivas de 2013 para el sector?

Malas. Respecto a la obra pública, estamos todos expectantes por ver si la Diputación de Bizkaia licitará alguno más de los ejes radiales previstos. Las perspectivas no son nada halagüeñas.

Be Sociable, Share!

¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Comentarios cerrados.



IGR,SA. Gestión de residuos, amianto, fibrocementos, uralita.
boletín noticias construcción
Recibe nuestras noticias
Suscríbete GRATIS