Climatizaciones Etxea, diseño, montaje,... de instalaciones y sistemas de calefacción, a.c.s., aire acondicionado
boletín noticias construcción
By 8 diciembre, 2011 Leer más →

“Es el momento ideal para iniciar un proyecto ambicioso y a largo plazo como Zorrotzaurre”

Es inevitable establecer una comparación entre proyectos urbanísticos tan importantes para Bilbao como son Zorrotzaurre y Abandoibarra.

En Bilbao han existido muchos proyectos importantes: Ametzola, Miribilla o el propio Abandoibarra, y ahora tenemos Zorrotzaurre y luego vendrá Punta Zorrotza, y cada uno tiene sus propias peculiaridades. Abandoibarra ya es una realidad, mientras que Zorrotzaurre sólo existe en nuestras mentes y deseos, aunque ya se han dado los pasos suficientes para que en un plazo razonable comencemos las obras. La presencia actual de Idom y el IMQ, ya permiten hacerse una idea del concepto de acercamiento al agua que trae consigo Zorrotzaurre.

Abandoibarra es la joya de la corona de Bilbao, que culmina los proyectos de transformación diseñados en los años 90, y en Zorrotzaurre aspiramos a recuperar una zona prácticamente desconocida por los bilbaínos con la misma calidad y, además, con un carácter innovador. El Canal de Deusto, una larga lámina de agua rectilínea, tiene un potencial enorme desde el punto de vista de disfrute de la ribera de la ría.

La creación de una isla urbanizada constituye toda una curiosidad. ¿Qué va a aportar al carácter, al diseño del nuevo barrio?

El concepto de isla seduce a mucha gente. Pero aparte de ser una idea atractiva, romántica, con encanto, incluso para el turismo, la verdadera razón por la que se ha optado por hacer una isla es prevenir las inundaciones.

Ahora bien, queremos aprovechar la insularidad para hacer un proyecto especial y diferente. Se trata de una isla alargada y estrecha, con 2,5 kilómetros de largo, con dos puntas que van a concentrar la actividad económica y una zona centro más tranquila y residencial. Pretendemos que tenga un carácter eminentemente peatonal, sin tráfico de paso, con muy pocos coches, con bidegorris y con el tranvía como transporte público.

¿Se mantiene en el proyecto la distribución de los edificios, perpendiculares a la ría y con vistas a ambos lados de la misma?

Efectivamente. Es uno de los elementos fundamentales del proyecto de Zaha Hadid. La disposición de los edificios como lajas, permitirá la visión del agua cuando se pasee por la zona.

¿A qué obedece el diseño de edificios más altos en ambos extremos de la isla y más bajos en el centro?

Se trata de un trazado irregular, no todos los edificios tendrán las mismas alturas. Con este diseño, Zaha Hadid ha buscado el movimiento, como el de una ola. O, si se quiere, transforma la isla en un barco, con las puntas más elevadas que el resto.

Se pretende que Zorrotzaurre tenga un carácter innovador. ¿Se está potenciado la implantación de empresas tecnológicas y de I+D+i?

La idea es convertir las dos puntas de la isla en parques tecnológicos urbanos. No se trata de que se alberguen oficinas de corte tradicional, sino que se instalen empresas tecnológicas. Es algo que todavía está incipiente, pero es una apuesta muy ambiciosa.

Además de respetar edificios de viviendas ya existentes, otra de las facetas que destacan en el proyecto de Zorrotzaurre es el intento por reutilizar antiguos pabellones industriales. ¿Se quiere conservar el pasado urbanístico del barrio?

No nos debemos olvidar que otro de los aspectos que diferencian a este proyecto es el mantenimiento de los edificios existentes, tanto residenciales como industriales. Con ello se pretende no sólo mantener la memoria urbanística, sino aprovechar los edificios industriales antiguos, que permiten acoger usos vanguardistas y novedosos gracias a los enormes espacios abiertos que albergan. Algunas naves ya están siendo ocupadas por jóvenes creadores. Este tipo de edificios tienen una atracción especial para la gente joven. Se pretende que la zona residencial que existe actualmente se convierta, una vez rehabilitada, en una especie de casco viejo, en un foco que atraiga a los artistas jóvenes.

La rehabilitación de Abandoibarra ha concluido tras 15 años de trabajos. Se habla de que en el nuevo proyecto podría iniciarse en 2014. ¿Qué tiempo tendremos que esperar para que Zorrotzaurre sea una realidad?

Dar plazos siempre es muy complicado, sobre todo porque dependemos mucho del mercado. Estamos hablando principalmente de viviendas, que serán las que financien el proyecto. Pretendemos ejecutar el proyecto en dos fases. La primera comenzará en 2014, con la ejecución de cerca de 3.000 viviendas a lo largo de unos quince años. La segunda comenzará unos años después, en función de cómo evolucione el mercado. Lo que es seguro es que Zorrotzaurre tendrá un plazo de desarrollo superior al de Abandoibarra. Hay que tener en cuenta que hablamos de una extensión que es más del doble.

Están previstas casi 5.500 viviendas, la mitad de ellas con carácter protegido. ¿Cómo esperan que afecte la crisis económica a la comercialización de las viviendas?

Es cierto que hoy en día la crisis es muy importante y hasta la VPO tiene problemas de financiación, pero hay que tener en cuenta que este proyecto es de muy largo plazo. Este es el momento ideal para iniciar un proyecto de este tipo, cuando estamos en la parte baja del ciclo económico.

Otra de las posibles víctimas de la crisis es la torre de veinte pisos que la BBK tenía previsto construir en el extremo cercano a Deusto y que ahora está en el aire. ¿Hay alguna novedad respecto a las intenciones de la entidad financiera?

No tengo información al respecto. Lo que sí se es que, de acuerdo con los plazos que manejamos para el proyecto de Zorrotzaurre, hasta 2015-2016 no se podría iniciar la construcción de la nueva sede de la BBK, así que hay tiempo para que tomen la decisión que consideren más acertada.

El proyecto actual ha perdido tres de los puentes previstos inicialmente. ¿Se garantizan las conexiones con la isla con los tres puentes restantes?

La isla se conectará con tres puentes con Deusto, San Ignacio y Zorrotza. Realmente se han eliminado la conexión con Olabeaga, por decisión de sus vecinos, y dos pasarelas peatonales o semipeatonales. Los tres  puentes son suficientes, sobre todo si tenemos en cuenta el carácter peatonal que se pretende imprimir a Zorrotzaurre.

Se ha optado por el tranvía como medio de transporte urbano para la zona. ¿Cómo se introducirá en la isla y cuál será su recorrido?

En su momento se dibujo un puente paralelo al de Euskalduna, pero todavía está pendiente que el Gobierno vasco lo defina finalmente. Lo que sí es definitivo es el recorrido que hará por toda la isla a través de un eje central, con cuatro paradas.

El puente de Zorrotza está todavía pendiente de ser proyectado, ¿incluirá también conexión con el tranvía?

No lo sabemos porque no depende de nosotros. Será el Gobierno Vasco quien defina si va a pasar el tranvía por el puente, que en todo caso, tendrá que ser móvil para permitir la navegación. Tampoco podemos hablar de fechas.

Además de renunciar a los rellenos del canal de Deusto y de tener que prescindir de tres puentes, ¿qué ha cambiado del diseño inicial presentado por Zaha Hadid en 2004 años al aprobado inicialmente por el Ayuntamiento en noviembre? ¿Permanece el espítiru del proyecto original?

En mi opinión sí, absolutamente. Se han hecho pequeños cambios, importantes para los vecinos, como la ampliación de zonas verdes. Todo se ha movido un poco, pero el plan original está perfectamente reconocible.

¿Esperan que se produzcan más cambios cuando se apruebe definitivamente en primavera del año que viene?

Esperamos que no, porque ya se ha tenido en cuenta las aportaciones de los vecinos. Pero el plan estará expuesto hasta enero, y si existe alguna alegación interesante habrá que prestarle atención.

El efecto Guggeneheim ha colocado a Bilbao en el mapa. ¿Está teniendo Zorrotzaurre repercusión internacional?

Efectivamente, Bilbao es un fenómeno urbanístico que se está estudiando en todo el mundo. Y Zorrotzaurre es, de momento, el último gran proyecto y el más innovador, y sí está despertando el interés de muchas otras ciudades que quieren repetir ese efecto Guggenheim que menciona y a las que, cuando nos visitan, hay que explicarles que ese efecto es mucho más que sólo un museo. Detrás está todo un nuevo enfoque de ciudad, con proyectos urbanísticos como los mencionados.

Be Sociable, Share!

¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Comentarios cerrados.



IGR,SA. Gestión de residuos, amianto, fibrocementos, uralita.
boletín noticias construcción
Recibe nuestras noticias
Suscríbete GRATIS